Cesta de la compra
Reino Unido gobierna el mundo de la moda y la indumentaria Así es como

Reino Unido gobierna el mundo de la moda y la indumentaria. Así es cómo

La industria textil del Reino Unido juega un papel vital en la economía del país durante siglos. La industria textil del Reino Unido impulsó la revolución industrial, la tecnología avanzada, las importaciones de materias primas y una mejor logística. Y como resultado de esto, el Reino Unido se convirtió en el líder mundial de la industria textil.

Hoy en día, la industria textil del Reino Unido tiene una participación de mercado del 6 por ciento solo en el sector de la moda. El valor de mercado interno de la industria de la moda del Reino Unido en aproximadamente 66 millones de libras. El consumo total de ropa para el hogar en el Reino Unido supera los 6 millones de dólares al año. El país cuenta con tecnologías avanzadas de hilado y tejido para producir la colección de telas más grande y de alta calidad. Posteriormente, los tejidos se exportan y se suministran en Europa, Oriente Medio, China, Pakistán y otras partes del mundo. 

Preindustrialización

A principios del siglo XVIII, la industria textil clave del Reino Unido producía textiles de las grandes áreas de cría de ovejas de la región central y otras regiones del país. La industria textil del Reino Unido empleó a Gran Bretaña mediante la apertura de importantes centros en el oeste del país, Norwich y sus alrededores, y el oeste de Yorkshire. El comercio de exportación de productos de lana representó más de una cuarta parte de las exportaciones británicas durante el siglo XVIII. Curiosamente, las exportaciones de algodón se multiplicaron por diez durante el período, pero eso aún representa solo una décima parte del comercio de lana. Además, tejidos como la seda, el fustán y el lino fueron eclipsados por el algodón, que resultó ser el tejido más importante de todos los tiempos.

Revolución industrial textil del Reino Unido

Más adelante en el siglo XVIII, el cambio principal fue hacia la fabricación basada en máquinas desde la mano de obra y la economía basada en animales de tiro. La industria textil del Reino Unido se estaba mecanizando con el desarrollo de técnicas de fabricación de hierro y el mayor uso de carbón refinado. Los fabricantes de textiles ahora pudieron sacar miles de trabajos de baja productividad en la agricultura a trabajos urbanos de alta productividad. 

A principios del siglo XIX, el algodón estadounidense importado reemplazó a la lana en el noroeste de Inglaterra. Aunque la lana siempre fue el principal textil de Yorkshire.

La industria textil puede identificarse como un catalizador del desarrollo tecnológico. El progreso del comercio textil del Reino Unido pronto superó a los proveedores originales de materias primas, ya que el crecimiento económico no se sustentaba únicamente en la demanda interna. La tecnología avanzada y el sistema de fábrica del Reino Unido crearon los niveles de producción en masa y rentabilidad, lo que permitió a los fabricantes británicos exportar ropa y otros productos rentables en todo el mundo.

El líder mundial

En el período comprendido entre 1815 y 1870, Gran Bretaña cosechó los beneficios de ser la primera nación industrializada moderna del mundo. El país se definió a sí mismo como “el taller del mundo”, lo que significa que sus productos terminados se produjeron de manera tan eficiente y barata que no se vendieron productos comparables. 

El 30 por ciento de las exportaciones de Gran Bretaña se destinó a su Imperio en 1820 y aumentó gradualmente al 35 por ciento en 1910.

Para 1900, la participación mundial de Gran Bretaña se disparó al 22,8 por ciento de las importaciones totales. Para 1922, su participación mundial aumentó al 28,8 por ciento y al 14,9 por ciento de las exportaciones de manufacturas y las exportaciones totales. 

El escenario actual

Con la creciente demanda de ropa barata, los minoristas buscan continuamente formas rentables de mantener sus existencias. Hoy en día, los costos laborales son 37 veces más baratos cuando se subcontrata a Asia que cuando se compra a proveedores nacionales. Sin embargo, la mayoría de las cadenas comerciales siguen dando la espalda a la ropa fabricada en el Reino Unido, lo que da lugar a muchas campañas para comprar productos británicos.

Hoy en día, dos de las principales preocupaciones de la industria textil del Reino Unido son la infraestructura y las habilidades. Para los productores de algodón volver a alcanzar los máximos a principios del siglo XX es todo un desafío. Sin embargo, el Reino Unido ha dedicado considerables habilidades e infraestructura para restaurar el fabricante de algodón.

Sin embargo, el Reino Unido ocupa el puesto 15 en la lista de productores de productos textiles en todo el mundo. La industria textil del Reino Unido avanza hacia un futuro más brillante al comenzar con productos más pequeños, producir artículos de alta calidad, prendas de lujo e innovar continuamente.

Compre esta última colección de piezas de moda que deberían estar en su guardarropa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrega gratuita a nivel mundial

En todos los pedidos superiores a 50€

Devoluciones fáciles en 30 días

30 días de garantía de devolución de dinero

Materiales de la más alta calidad

Fabricado con materiales de la mejor calidad.

Pago seguro 100%

MasterCard/Visa/Amex/Klarna